viernes, 8 de enero de 2010

2010: Año Internacional de la Diversidad Biológica

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró al 2010 como el Año Internacional de la Diversidad Biológica, lo que servirá para aumentar la concienciación sobre la importancia de la biodiversidad en todo el mundo. Se trata de una oportunidad para:

- Hacer hincapié en la importancia de la biodiversidad para nuestro bienestar.

- Reflexionar sobre nuestros logros para salvaguardar la biodiversidad hasta el momento.

- Promover la intensificación de nuestro trabajo para reducir la pérdida de la biodiversidad.

La protección de la biodiversidad requiere un esfuerzo por parte de todos. A través de actividades en todo el mundo, la comunidad global trabajará en conjunto para garantizar un futuro sostenible para todos.

La Secretaría de la Convención sobre la Diversidad Biológica es el punto focal para el Año Internacional de la Diversidad Biológica. Establecida durante la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992, la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB) constituye un tratado internacional para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y el reparto equitativo de los muchos beneficios que reporta la biodiversidad. Con 191 integrantes, la CDB goza de una participación casi universal.

Como consecuencia de las actividades humanas, la extinción de especies está aumentando en forma significativa. "El cambio climático está emergiendo como uno de los factores más importantes que conducen a la pérdida de la biodiversidad", señaló recientemente el doctor Ahmed Djoghlaf, secretario ejecutivo de la Convención sobre la Diversidad Biológica de la ONU.

Djoghlaf destacó que el informe "Evaluación del Milenio sobre el Ecosistema 2005", elaborado por un equipo internacional de expertos a petición del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, ya indicaba que dos terceras partes de los ecosistemas alrededor del planeta están en un serio estado de degradación. La situación no parece haber mejorado desde entonces.

Por su parte, expertos del Museo de Historia Natural de Londres (Reino Unido) destacaron que la mayoría de la pérdida de especies ha sido causada por actividades humanas. Y el efecto "boomerang" no se hará esperar. "(Las extinciones) afectarán el balance de los ecosistemas naturales, el servicio que suministran y de los cuales dependemos", resaltaron.

Las Naciones Unidas y diversos organismos nacionales e internacionales esperan que el Año Internacional de la Diversidad Biológica sea el disparador de una campaña global diseñada para detener la pérdida sin precedentes de especies.

Los sapitos arlequines son un claro ejemplo de pérdida de la diversidad biológica. De las 9 especies conocidas en Venezuela, actualmente solo sobrevive una: el sapito arlequín rayado (Atelopus cruciger) en un pequeño sector de la Cordillera de La Costa Central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada